Verdad. En la capacidad de enfrentar las implicaciones de la realidad percibida con transparencia y honestidad, única forma de crear y conservar la confianza.

Libertad. De pensamiento, acción y expresión de sí mismo enfrentando responsablemente lo que se es y lo que se hace. obedeciendo el derecho de los demás a su propia libertad.

Respeto. A uno mismo y al otro en la diversidad de raza, clero, condición social, género y elección sexual.

Congruencia. Entre el hacer y el decir, proyectando rectitud y transparencia base de la predictibilidad y confianza.

Trabajo. Creativo, creador y generador de uno mismo y de sus logros, camino para apropiarse del mundo y la construcción del ser.

Cooperación y Solidaridad. Participación comprometida de que trasciende hasta el otro y con el otro.

Justicia. En el dar y recibir lo que a cada quien corresponde en un estado regido por la legalidad y la búsqueda del equilibrio, el orden y la paz.

Honestidad. La rectitud de ánimo, la integridad con la cual se procede en todo lo que actúa, respetando por sobre todas las cosas las normas que se consideran como correctas y adecuadas en la comunidad en la cual se vive.